. La Certificación Profesional del Ingeniero Mecánico.

 

  Las exigencias de la sociedad actual hacen que el profesional deba actualizarse en sus conocimientos y experiencia práctica, además de mantenerse al corriente con la información adquirida en su carrera. El profesionista estudió su carrera con gusto, así de esa manera debe continuar conservando, y perfeccionando sus conocimientos adquiridos.

 

  En una profesión como la ingeniería, en cualquiera de sus especialidades, el estado del arte  y del conocimiento evoluciona en forma muy rápida, por lo tanto el profesional debe mantenerse al tanto de las modalidades que le permiten ejercer su profesión de manera confiable y segura, en proyectos pequeños o hasta megaproyectos, con un enfoque de sustentabilidad, respetando a las personas, al entorno y de acuerdo con lineamientos que establecen las leyes normativas. Se entiende entonces que para poder satisfacer todos estos requisitos no basta con haber egresado de una institución de renombre y de prestigio, sino que el profesional debe demostrar con hechos que cuenta con los conocimientos y competencias necesarios para el ejercicio de la profesión pero, sobre todo, seguir siendo competente para lo cual debe mantenerse actualizado, y con el fogueo profesional para poder enfrentar mejor cada vez retos más ambiciosos, y llevar el prestigio de la ingeniería de México más alto.

 

  Si bien es prácticamente imposible que un Ingeniero Mecánico aplique todo lo que estudió en su plan de estudios, por coherencia de definirse como Ingeniero Mecánico, este profesional debería por lo menos tener el conocimiento básico de todas las materias que componen el plan de estudios y de la evolución de este a la fecha.

 

  Existen cientos de diferentes tipos de industrias donde los ingenieros mecánicos realizan otras actividades y combinaciones de disciplinas, que podrían ser propias de otras carreras, o exclusivas de esa industria en particular, por lo que resultaría incosteable que las universidades se adapten a cada una de esas industrias. Es responsabilidad de las industrias y del ingeniero capacitar y capacitarse en esos temas particulares que su industria necesita. Una certificación profesional tampoco garantiza que el ingeniero domina esos temas particulares de cada industria. Pero si brinda la confiabilidad de que el ingeniero tiene las aptitudes, la iniciativa y las competencias para enfrentar con más probabilidad de éxito los retos que presenta su actividad.

 

  La certificación profesional representa un medio idóneo para demostrar a la sociedad, quiénes son los profesionistas que han alcanzado la actualización de sus conocimientos y una mayor experiencia en el desempeño de su profesión o especialidad, enfocándose a las mejores prácticas, con el propósito de mejorar su desarrollo profesional, obtener mayor competitividad y ofrecer servicios de alta profesionalización a nivel nacional e internacional, basado en los tratados de Libre Comercio con los países que México ha firmado. México al igual que otros países del mundo, estados y sociedad se ha preocupado por garantizar una certeza en el ejercicio profesional y una confianza en su práctica.

 

  El profesional no debe tomar el proceso de certificación como un castigo o una prueba sumaria, sino como una herramienta que le brindará un diagnostico para encontrar sus áreas de oportunidad y descubrir las debilidades y fortalezas con las que cuenta, y de esta manera poder elaborar un plan para nivelarse en los puntos que lo requiera. Los puntos débiles que pueda fortalecer quizá sean los que le impulsen a tener un mejor desempeño laboral y lograr proyectos exitosos en su vida profesional.

  Existen ejemplos de ingenieros que después de titularse han practicado poco su carrera por que quizá han desempeñado otro tipo de actividades, tal vez sólo administrativas, por lo que al compararlo con un deporte podrían perder la condición física y estar fuera de forma. Esta situación coloca al ingeniero en un riesgo, de que si pierde ese trabajo o simplemente quisiera cambiar de actividad, estaría limitado y tendría menos posibilidades de obtener otro tipo de trabajo de la diversidad de actividades que ofrece la Ingeniería Mecánica.

Al acercarse el ingeniero al colegio y entrar en el proceso de certificación, podrá identificar esas áreas en las que necesitaría esforzarse más para nivelarse, preparando un plan con la finalidad de llegar a ser un ingeniero competitivo.

  Ya hemos visto como la falta de profesionalización de algunas actividades han causado estragos en México, por ejemplo los profesores en la educación, que ha sido uno de los factores que han contribuido a que los niveles de educación en México estén en la actualidad en los niveles más bajos. Esta situación quizá sea un espejo en otros rubros, hemos juzgado a los profesores pero hay que preguntarnos si estamos o nos estamos preparando para un requerimiento obligatorio de esa naturaleza.

 

  El ingeniero titulado en este reto de certificarse cada 5 años no esta solo, cuenta con los colegios, donde existen comités de diferentes especialidades en los cuales los ingenieros se retroalimentan de experiencias profesionales, de buenas prácticas de la ingeniería y tienen la oportunidad de refrescar sus conocimientos con las dinámicas con las que cuentan los comités de los colegios, todo esto enfocado a una mejora continua del profesionista y de su profesión.

 

  Se vislumbran varios beneficiarios, entre ellos la sociedad en general, pues la colegiación y certificación del ingeniero, permitirá a los ciudadanos escoger a aquellos, que de acuerdo a las asociaciones a las que pertenecen, son los mejor calificados, los confiables, los más aptos; en una segunda instancia, los profesionales mismos, pues la colegiación y certificación les permitirá asegurarse de que son personas calificadas y que poseen las habilidades y conocimientos que los facultan para brindar una mejor atención, lo que acarreará la superación y perfeccionamiento de las profesiones y su ejercicio.

 

 

  Se dice que el ingeniero mexicano es ingenioso por naturaleza, pero hay que preguntarnos sí esos problemas que se han solucionado, han sido con una solución a largo plazo o solo se han aliviado unos síntomas de una enfermedad, o si han sido empleadas las mejores prácticas al menor costo inicial y final. Muchas veces el ingeniero es víctima de los empresarios ó algún sistema que los obliga a dar respuestas que faltan a su ética, la colegiación y certificación  del ingeniero están enfocadas a dignificar, evaluar y a regular las tareas del ingeniero. Para lograr lo anterior con éxito el ingeniero tendrá que cultivar también sus valores y ética, desarrollando proyectos sustentables ya que de lo contario no se cumplirán los objetivos a largo ó a corto plazo, afectando su prestigio profesional.

 

  Los ingenieros extranjeros que vienen a trabajar a México con las empresas trasnacionales, sí en su país existe un proceso de certificación profesional, el ingeniero mexicano no certificado estará en desventaja y probablemente será poco competitivo, por lo que muchas fuentes de trabajo que deberían de ser para los ingenieros mexicanos por ser industrias implantadas en México que aprovechan nuestros recursos naturales y energéticos, serán ocupadas por extranjeros por demostrar más competencias profesionales.

 

Requisitos para obtener el Certificado Ingeniero Mecánico (IMC).

 

Ingeniero Mecánico Certificado (IMC) es un profesionista que tiene:

 

  • Licenciatura en Ingeniería de Mecánica ó Mecánica Eléctrica y de Ramas Afines.

  • Cinco años de experiencia profesional o de estudios en posgrado en el campo de la

    Ingeniería Electromecánica.

  • Aprobado el Examen de Certificación en el CIME.

CONAPPIME

CIME A.C. | Oklahoma 89 Col. Nápoles México D.F. | Ciudad de México | 03810

Tel.: 55 23 11 23

fmorales@conappim.com